26 ago. 2009

De DODOT a FUZZI BUNZ

No todo el mundo sabe o llega a planteatrse cuánto tarda en degradarse un pañal desechable. Por lo que he llegado a informarme por ahí, hay grandes diferencias de tiempo entre unos estudios y otros, pero una conclusión es clara: en toda la vida de un individuo no da tiempo a que se degraden los pañales que utilizó en tiempos que ni recuerda. Teniendo en cuenta que cada bebé usa una media de 4.500 pañales desechables hasta que aprende a hacer sus cosas dentro de algún tipo de recipiente para tan digna función, si uno trata de ponerlos mentalmente todos juntos en una montaña, la cosa da bastante miedo. Y más si sumas todo lo que te puedes llegar a gastar en algo que acabará en el vertedero.

Así que empecé a plantearme el usar pañales de tela, y ya puestos también me ahorraría un buen dinero, puesto que una vez los comprara, ya los tendría para siempre, y... ¿quien sabe? Si tuviera otro bebé podría heredarlos y un gasto menos en qué pensar. Pero claro, ante todo está la salud de mi bebé, así que como siempre, me puse manos a la obra con la información. El resultado es que no sólo son beneficiosos para el medio ambiente, sino también para la piel de mi bebé. En los anuncios de pañales salen unos bebés muy felices, pero nadie nos habla de los productos químicos con los que son tratados, ni de que la temperatura dentro del pañal aumenta en 5ºC. Luego se producen irritaciones, y tienes que comprar cremitas protectoras, y venga, más industrias ganando dinero.


Así que hemos dado el paso. En la mayoría de páginas web donde busqué información y distribuidores, recomendaban probar con un lote de varios tipos de pañal antes de comprar todo el lote definitivo, para averiguar cual era el que le iba mejor a cada uno. Pero a nosotros ya nos costaba hacer el desembolso inicial (que por 12 pañales, que es lo mínimo necesario para que no te falten, es de entre 200 y 650€ sgún el tipo y la marca), como para hacer doble gasto comprando antes un pack de prueba.

Finalmente, después de mucho estudiar todas las posibilidades me tiré a la piscina a por insertables de talla única, la opción más económica, ya que tiene varios botones para que el pañal vaya creciendo con el bebé, y así no hay que comprár 12 pañales de cada talla.  Y como son insertables y lo de fuera se seca rápido, pensé que mientras tuviera suficientes insertables no tendría que sufrir porque no se secaran a tiempo, problema que sí podría surgir con los "todo en uno".

Aquí un link a una web que te da toda la infromación juntita y sin rodeos:

http://www.mowgli.es/panales-lavables.html

La verdad es que ha habido algún que otro escape, sería hipócrita si lo pintara todo rosa y no lo mencionara, pero todo cambio necesita de un periodo de adaptación y aprendizaje. Una debe asegurarse siempre de que las gomitas de las piernas estén bien ajustadas, aunque no aprieten, y que el insertable interior esté perfectamente colocado y plano, puesto que a veces se arruga y puede haber escapes por los laterales. Esto no pasaría con un pañal del tipo "todo en uno", porque todo está junto y no hay posibilidad de que la parte absorbente se mueva de sitio.


Pero en fin, a mí me van muy bien, y Niobe no ha dado ninguna muestra de descontento hacia ellos, que es lo que realmente importa, y su culito está sano sin necesidad de cremas protectoras. Ahora, después de 3 semanas de uso, estoy realmente satisfecha con el resultado. El medio ambiente me lo agradecerá, y a la larga, también la economía familiar.

1 comentarios :

Copa menstrual Vs. tampones « dijo...

[...] el paso cuando compré los pañales de tela. Y como la mayoría de las cosas, si no lo hice antes fue por desconocimiento. Vas tirando toda la [...]

13 de septiembre de 2010, 22:18
Responder

Publicar un comentario