28 oct. 2009

La visita del sexto mes

Hoy hemos vuelto a visitar a nuestra amiga la enfermera de pediatría, y ya he tomado una decisión: Voy a abrir una categoría para ella solita, porque se lo ha ganado a pulso.

Para empezar es que no escucha. A los dos meses de Niobe me puse a trabajar. Me compré un sacaleches manual, pero al principio no salía ni gota, así que le tuve que dar algún biberón con leche de fórmula. Pero ya está, fue algo puntual. Después aprendí a sacarme la leche, y posteriormente ya no pasaba tanto tiempo fuera de casa y lo normal era que mamara directamente. Pues la tía como en la ficha en su día puso alimentación: lactancia mixta, todavía está convencida de que toma leche materna y polvitos al 50%, y nada, que no hay quien la saque de ahí.

Luego me pregunta que si le di cereales sin gluten como me dijo a los 4 meses, y yo le contesto que no, que fue como un castigo y que aún no estaba preparada. Me pregunta qué come actualmente, y yo le digo que le sigo dando el pecho y a veces le doy alguna frutita rallada o a trozos que pueda coger con las manos, otras veces cositas que pica de mi plato: patatas hervidas, arroz o maíz, chafados con el tenedor. Y la tía va y me dice:

-Deberías insistir con las papillas de cereales sin gluten, si no le gusta la que le diste, prueba con otras marcas.

¿Pero qué es lo que acabo de decir? Vaya, parece que el arroz y el maiz no son cereales, los cereales sólo son unos polvitos que vienen en una caja de cartón con una foto de un bebé feliz y el logo de una marca comercial registrada. Por no hacerme mala sangre no le he contestado. Como dice Carlos: "tú dile lo que quiere oír, y en casa haremos lo que nos parezca" así que ni siquiera he tenido ocasión de decirle que a los cuatro meses no se comía los cereales porque no estaba preparada, pero que ahora con 6 sí que se los come a veces, aunque a veces no. En ese caso lo respeto y me los como yo (que están asquerosos por otra parte, no me extraña que no los quiera... aunque a veces me resultan sabrosos... en fin, como todo, depende de cómo me pille. Y de cómo le pille a ella.)

Y luego está el asunto de las vacunas. Que no es que me parezca mal que pongan vacunas, pero lo que no me mola es que llegues ahí y te pongan "lo que toca" sin más, sin ninguna pregunta ni una explicación. Total, que hay ciertas vacunas que no quiero poner porque son inútiles o porque la enfermadad está erradicada, pero resulta que están juntas con otras vacunas que sí considero importantes.

Por ejemplo, creo que debo poner el tétanos porque vivimos en la montaña y tenemos perro, y por aquí hay muchos gatos y conejos, y el vecino tiene gallinas y pronto nosotros también tendremos, y a menudo la tierra tiene caca. Pero va  junto a la de la hepatitis B entre otras (tengo entre mis tareas por hacer un artículo más extenso sobre las vacunas), y yo toda rayada le pregunto: "¿pero cómo se explica que vacunemos a un bebé de una enfermedad que sólo se contrae por sangre y sexo?

- Eeehh, bueno... es que algunos enfermos de hepatitis B... eh... bueno, se puede volver crónica... y estoooo... el hígado...
- Sí, ya, pero ¿cómo se contrae la hepatitis B?
- Eeehh, bueno, sí, con relalciones sexuales y contacto con sangre... eh... pero en los colegios los vacunan a los 12 años porque así están preparados ANTES de tener relaciones y tal.
- Bueno, pues si los vacunan a los 12 años, para qué la voy a vacunar ahora, ¿no?
- Bueno, pero... bueno, el tétanos sí es recomendable porque no existe tratamiento...

Pues nada, que toda esta discusión no llevaba a ninguna parte porque la enfermera no iba a ser más lista y la dichosa vacuna iba en el maldito lote y no había nada que hacer. ¿Y si mi niña se mete a monja? ¿O si simplemente recibe una buena información acerca de sexo y drogas y nunca llega a ser una yonki ni se tira a todo cristo sin protección? Da igual, ya le han metido el virus en el cuerpo de gratis, además de aluminio, mercurio y no quieras saber qué más mierdas que llevan las vacunas.

Para acabar, antes de salir de la consulta, nos da un papel. Me lo miro y reza el título: "Alimentación  desde los 6 meses hasta los 9 meses". Y atención a la lista:


  • 2 biberones de leche de continuación, o bien pecho

  • 1 papilla de cereales sin gluten

  • 1 papilla de frutas

  • 1 papilla de verduras con carne


Lo de anteponer la leche de continuación al pecho, como si dar el pecho fuera un último recurso para las pobrecitas que no pueden comprar polvitos, ya es insultante. Y si de verdad me hubiera propuesto hacer tragar a mi bebé todas esas papillas de 100 gramos cada una, las dos viviríamos en un drama constante y nuestras vidas estarían sumidas en el terror a que llegase la hora de comer. No me extraña que la enfermera esperara al final de la visita, cuando estaba a punto de salir por la puerta para darme ese papel. La señora resultará que al final es un poco lista y sabía que si me lo daba antes se lo tiraría a la cara y le preguntaría si es que está de guasa.

Y así estamos, indignada como siempre después de cada visita, porque para empezar te imponen su rutina sin preguntarte, y en el momento que te cuestionas algo, no te saben argumentar el porqué.

2 comentarios :

maria jesus dijo...

yo nunca comí cereales, no me gustaban, cuentan que con 6 meses ya me comía la comida triturada,
mi hija mientras otros niños se metían 250 cl de leche y papilla solo comia 90 cl o maximo 120 cc no necesitaba más el resto le daba el pecho.
y lo de la hepatitis B como se transmite por sangre, lo haran por si los niños se dan un golpecito o por si beben de un mismo vaso o comen del mismo plato, digo yo...
yo tenía un pediatra que no le daba importancia a esas cosas, decía que lo importante era crecer o engordar progresivamente, y que el niño estuviera feliz, era un médico de cuando teníamos la mutua.

29 de octubre de 2009, 22:48
Responder
Nebetawy dijo...

Hola MJ! Pues ya ves, qué razón tenía tu pediatra, mientras se les vea sanotes qué más dará lo que coman o lo que pesen... si es que hay médicos que se empeñan en tenerlo todo medido al milímetro, suerte que te tocó uno con cabeza :) Besitos a tus nen@s.

2 de noviembre de 2009, 20:39
Responder

Publicar un comentario