26 ene. 2010

Nana

Antaño, antes de ese invento moderno de que los niños deben dormirse solos, en esos tiempos que es imposible poner una fecha porque las cosas salían solas desde el instinto y el corazón, se inventaron las nanas. Las canciones que inventaban madres y abuelas de todas las culturas y pasaban de generación en generación, con melodías suaves y letras que aseguran a los bebés que mamá estará allí, protegiéndoles en sus sueños, que no hay nada que temer.

Pero una nana es más que eso. Es un momento de intimidad entre madre-padre e hijo, una forma de sentir y de compartir para ambos. Y la sociedad en la que vivimos nos ha hecho olvidar todas aquellas canciones y nos ha hecho creer que los niños deben aprender a dormirse solos a base de llantos y angustia. Conozco "duérmete niño, duérmete ya, que si no vendrá el coco y te comerá", pero no sé por qué es tan famosa, porque a parte de sosa tiene un contenido amenazador y sombrío, y además ahora me hace pensar en el método Estivill, que le va que ni pintado. Nunca me la han cantado. Recuerdo que mi madre me cantaba algo parecido a "Duerme negrito", versionada a su bola. Recientemente me emocioné al escucharla en un anuncio precioso que fomentaba la lactancia: "Dar teta es dar vida"

Y como no conocemos más nanas, pero a su padre y a mí nos encanta cantar, le cantamos canciones que no son para bebés. Y este es el top five de las canciones de Niobe:

ORMURIN LANGI, canción tradicional feroesa versionada por Týr. Se la canta su padre para ponerla en contacto con su lado vikingo. Cuando vamos en coche y se agobia, le ponemos el CD a todo volumen y es de lo único que consigue relajarla.
BOLD RILEY, canción tradicional inglesa versionada por Kate Rusby. Nos la canta papá cuando ya estamos todos en la cama con la luz apagada a puntito de caer. A veces mamá hace los coros, si no se ha dormido antes.
HANGING TREE, de Blackmore's Night. Una canción muy emotiva sobre el alma de un árbol del que colgaban a la gente.
THE BALANCING ACT, de Noa. La escuché por primera vez cuando estaba embarazada, y ya desde entonces  fue para mí la canción del bebé. Cada vez que la escuchaba cantaba yo también, y me acariciaba la tripa, imaginaba que ya estaba conmigo, que cantaba para ella. Y por supuesto se la sigo cantando. ¿Quién sabe?, alomejor la recuerda.

Y el mes pasado, tuve la oportunidad de participar en la obra musical Papanotes, de Únics Produccions, y el personaje que interpretaba, Papala, cantaba una nana preciosa que ha entrado de cabeza en la lista. Y dice así:

5 comentarios :

Ismael dijo...

molt bona la selecció musical, me les he escoltat totes.
m'ha emocionat que hi hagi una cançó de la Noa, sobretot una amb aquest missatge tan maco, que tant de bo la vida fos això, balancing act, fer malabarismes, negociar, cedir, pactar i compensar, i ens evitéssim les decisions fermes, les imposicions i els camins marcats.
preciós el vostre vídeo!!! sou uns artistes!!! (ara com us envio les fotos tan dolentes de l'altre dia?)

26 de enero de 2010, 17:36
Responder
Nebetawy dijo...

Gràcies! Ja sabia jo que eres superfan de la Noa :) a mí també m'agrada molt. Les fotos segur que són ben maques, que esteu molt guapos tots dos amb un nadó als braços, a veure si us animeu... jiu jiu jiu...

26 de enero de 2010, 18:54
Responder
mj dijo...

con la comida alimentamos su cuerpo con la música su espíritu. Cantemosles, lo necesitan!

27 de enero de 2010, 0:35
Responder
José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Me ha encantado el video, y además así os veo a os tres. Parecéis, no, no lo parecéis, seguro que lo sois, muy afortunados.

Un beso triple.
J.

7 de febrero de 2010, 23:55
Responder
Nebetawy dijo...

Jeje... ¡Lo somos! Sobretodo porque vino porque quiso, sin pretenderlo. Probablemente nunca lo habrímos buscado, así que ha sido realmente una suerte que nos haya pasado. Qué cosas! Un besote y un cariñoso saludo de Carlos.

8 de febrero de 2010, 14:48
Responder

Publicar un comentario