4 mar. 2010

Cuando mi niña me devuelve la niñez. Capítulo 2º

Sentidos

Cuando era pequeña tuve una canguro de los 0 a los 8 años que tenía una hija de mi edad y crecimos juntas como hermanas. Hace unos días estuve en su casa con mi niña, y le pedí una galleta para ella.

- Son Chiquilín - me dijo. - Las compro porque me recuerdan a cuando éramos niñas e iba a tu casa. Mi madre siempre compraba Marías, pero tu madre compraba Chiquilín. Tienen un sabor, y sobretodo un olor diferente, y me gusta olerlas y recordar.

Entonces cogí la galleta e inspiré con fuerza. Olía a infancia, a tardes después del colegio, a algo especial que hacía mi mamá: comprar Chiquilín en lugar de Marías. Que cosas. Nunca he comprado de adulta esas galletas, no recordaba que existían.

En cambio, sí recordaba las galletas María de su madre. Recordaba que una vez regalaban una fiambrera grande de plástico, y desde entonces, siempre que abría el paquete de galletas las metía ahí. Recuerdo el sonido de las galletas al caer en la fiambrera golpeando el plástico. Hoy en día meto mis galletas en un bote cuando abro el paquete. Pero nunca suena igual que aquellas galletas en aquella fiambrera.

0 comentarios :

Publicar un comentario