12 abr. 2010

En forma con el bebé

¡Llega el buen tiempo! Y como siempre, vienen las prisas por lucir un buen tipo a la hora de ponerse el bikini. Mi mejor consejo, como siempre, es no obsesionarse. Siempre he sido más partidaria de aceptarse y  gustarse tal como una es que marcarse estereotipos de perfección como meta como los de las fotos que se cuelgan en la puerta de la nevera para hacer dieta.

Pero lejos de buscar la perfección, podemos hacer algunos ejercicios para tonificar piel y músculos después del parto, y además pasar un rato divertido con nuestros bebés.

Hay que tener en cuenta que el bebé ha de ser un poco grandecito (almenos 3 meses, que no le cuelgue la cabecita), y hay que tomarlo como un juego y no como una rutina de x series de x repeticiones, porque siempre hay que respetar el ritmo del bebé y parar o cambiar de ejercicio cuando se canse o deje de ser divertido.



  1. El Avión. Piernas y abdominales. Con el bebé sobre tus piernas, juega a hacerle volar, estirando las piernas de delante a atrás y balanceándote sobre tu espalda de lado a lado.
  2. Ahora vengo... ahora me voy. Abdominales. Con el bebé sentadito en tu pubis y apoyado en tus muslos, sube y baja haciendo carotas cada vez que os encontráis.

  1. Perrito meón. Glúteos. De rodillas y con el bebé en el suelo debajo de tí, levanta las piernas alternándolas, primero hacia atrás y después de lado, manteniendo el ángulo de 90º.
  2. El ascensor. Pectorales. Levanta y baja al bebé estirando y doblando los brazos. Puedes darle un besito cuando llegue a tí como recompensa.


  1. El toro mecánico. Glúteos y suelo pélvico. Con el bebé sentadito en tu pubis levanta el trasero repetidas veces. Si vas cambiando la velocidad, el bebé no se lo espera y se divierte más.
  2. Bebé descansa. Muslos. Tu bebé tumbadito contra tu pecho mientras tú levantas varias veces la pierna estirada.


  1. Mamá del revés. Estiramientos. Con el bebé a tus pies entre las piernas, levanta los brazos hacia arriba para tocar el cielo, y luego baja hasta tocar el suelo, saludando al bebé. Seguro que se parte de risa cuando le pongas el careto delante.
  2. Lancha motora. Piernas. En una minipiscina o en la bañera, ponte al bebé entre los tobillos y arrástrale hacia delante y hacia atrás.

0 comentarios :

Publicar un comentario