16 sept. 2010

El día que yo nací

... Recortaron a mi madre para meterle dentro unas pinzas con las que me agarraron la cabezota y tiraron de mí como de una hortaliza. Me separaron de mi madre y me tuvieron casi un día sin comer. Al principio me daban sólo agua con azúcar, decían que para limpiarme por dentro. Y cuando ya hube hecho mis cacotas, una enfermera me dio un biberón, pero yo ya no lo quería. No sé si es que ya me harté de esperar, o que mi instinto me decía que la goma esa no era la teta de toda la vida.  Al final me lo tomé de mala gana, pero me sentó fatal. En ese momento ya empezó la lucha de mi madre por encontrar una leche que me aguantara en el estómago, porque las vomitaba todas.

Mi madre escogió lactancia artificial, porque tenía que trabajar, y obviamente por desinformación. La de disgustos que se hubiera ahorrado si desde el principio me hubiera dado la única leche que estaba diseñada especialmente para mí. Pero en fin, aunque hubiera optado por darme el pecho, no os perdáis esta recomendación para cuando llegara a casa, que transcribo porque la imagen con la digitalización ha perdido intensidad y no se lee del todo bien:

DEBE DARLE EL PECHO CADA 3 1/2 HORAS 6 VECES AL DÍA 15 MINUTOS.
DEBE PESARLE CADA DÍA Y SI NO GANA 25G POR DÍA CONSULTAR A UN MÉDICO.



Bueno, y ahora caigo que dije recomendación, pero es una obligación en toda regla como indica la palabra DEBE. Si no, castigada. Y no está puesto a boli como el resto de las cosas, sino que es un sello aporreado con un tampón (por eso apenas se ve), o sea, que le decían a todas las madres lo mismo, por lo que lo estampaban para no cansarse. Así que aunque hubiera decidido darme el pecho, habría fracasado, como la mayoría de madres de entonces.

Lo que me parece terrible es que estoy hablando de hace 36 años. Pero aún hoy en día y cerca de mí, 2 madres, (y parece poco pero conozco poca gente, así que 2 ya son demasiadas), han abandonado sus lactancias por el mismo motivo.

- Es que yo le daba el pecho, pero no le era suficiente.
- ¿Y cómo lo sabes?
- Porque al rato lloraba mucho.
- ¿Y por qué no le dabas teta, si creías que era eso?
- Porque no tocaba. A veces me pedía a los 15 minutos de haber mamado.
- Pero es que eso es normal, los recién nacidos maman casi en todo momento cuando están despiertos, hay que darles siempre que lo pidan.
- Ah, pues a mí me dijeron que cada 3 horas...

Y ahí se me parte el corazón, porque no ha sido culpa de la madre. Y habrá mujeres a las que les da igual, y que incluso lo ven como una liberación o un peso que se han quitado de encima. Pero otras se sienten fracasadas. Y no puede ser, me parece horrible que hoy en día, una piltrafilla sin estudios como yo, tenga que poner en duda las opiniones de los pediatras, porque no es que vaya de listilla, pero con estas referencias, ¿cómo voy a confiar en ellos?

En fin, por suerte, mi pediatra es un buen pediatra, que hizo a Niobe las pruebas pertinentes cuando sospechó de soplo cardíaco y luxación de cadera, y nunca se ha metido en temas de lactancia. Aunque espero no verle muy a menudo, porque decidimos hace tiempo visitarle sólo cuando fuera necesario, y no por rutina. Porque básicamente las visitas rutinarias eran pesar y medir, y la que tenía tela era la enfermera, a la que os invito a conocer si no lo habéis hecho ya siguiendo el enlace. No tiene desperdicio.

2 comentarios :

azulitoclaro dijo...

Es una pena, realmente. Creo que mi historia debe ser parecida a la tuya, pero no puedo precisarla porque nunca le pregunté tantos detalles a mi madre y ahora que quisiera conocerlos no la tengo al lado para hacerlo. Sé que no me dio leche materna porque le dijeron que no tenía leche (¡¡¡impensable!!!). Y recuerdo que el día que se lo pregunté (con todo el amor que le tenía y le tengo) sentí un dolorcito en el corazón. Me habría gustado haber amamantado...
Es increíble que 36 años después siga habiendo personas que aún no entienden las razones de la naturaleza y de la ciencia. ¡Qué bien que, al menos, hay bebitos que sí gozan con la teta! Y mamás que se llenan de amor y de leche de darles.

17 de septiembre de 2010, 15:01
Responder
Anuska dijo...

Pues pese a que ya han pasado 36 años, esas mismas "recomendaciones" las siguen dando. Yo misma he sido aconsejada a dar a mi niña el pecho cada 3 horas, a que no mamase de cada pecho más de 10 minutos, a que le diese una "ayudita" (como ellos lo llaman) si no me aguantaba el tiempo establecido, a que le diese biberón a partir de los 3 meses porque mi leche tal vez no era suficiente (claro, si me estáis contando que tengo que esperar 3 horas ... pues es lógico que mi niña se me muera de hambre, pobre).
Y yo, ingenua de mi, que hacía caso de sus consejos hasta que, viendo que mi niña no paraba de llorar, me dije que tenía que hacer caso de lo que mi hija solicitaba de mi en lugar de atender consejos de "expertos" (y lo entrecomillo porque no sé si les puede llamar así a algunos).
Realmente es una pena.

17 de septiembre de 2010, 17:35
Responder

Publicar un comentario