13 oct. 2011

Maternidad robótica

En estos días de Festival de Sitges cuyo tema es la inteligencia artificial, se me ocurre abordar este tema que llevaba tiempo dando vueltas en mi cabeza: la maternidad robótica.

¿Soy exagerada? Lo veremos cuando analicemos unos cuantos cachibaches, y partamos de que siempre se puede ir más allá, y el ser humano tiene cierta tendencia a no encontrar el límite.

Empezaremos por la hamaca acunadora. Es un artilugio que sirve para acunar a tu bebé sin tocarlo, sin cogerlo. Porque ya sabes porque te lo han dicho mil veces por ahí que si lo coges se malacostumbra y demás chorradas que parece que nunca se extinguen. Podría entenderlo en guarderías o en madres de bebés múltiples, pero esta foto es la monda. ¿A qué clase de público está dirigido este producto? ¿A madres que están superocupadas leyendo novelas románticas mientras sus maridos trabajan y sus chachas les limpian la casa? ¿Para qué tienen hijos estas señoras? ¿Porque se aburren? Y si se aburren, ¿por qué no se entretienen atendiéndoles? ¡Vaya tela!

Luego tenemos la Nespresso de los biberones: BabyNes. A parte de mi repulsa hacia todo lo que tenga que ver con Nestlé, no es nada recomendable ni para la salud de los bebés, ni para el bolsillo de los papás, aunque ellos aseguran que es la revolución en biberones y lo más de lo más en comodidad; porque claro, según el punto de vista de Nestlé, la comodidad de los padres compradores siempre será más importante que la salud de los niños.

No os asustéis de lo que viene ahora: de momento es sólo un prototipo en una web de patentes... pero miedo me da. Se trata de un invento que mediante un juego de palitroques, se dedica a darle el biberón al bebé. Eso es. Toda esa gente que dice que dar el pecho no es tan guay porque con el biberón también se establecen los mismos vínculos, que se lo digan al pirado que se inventó esta cosa y a los que estarían dispuestos a comprarla. Evidentemente se puede dar un biberón con tanto amor como se da un pecho, pero esto que me lo expliquen.

Las manos de mamá. Son un par de manos desmembradas que imitan las de mamá, incluso se impregnan de su esencia para que el bebé crea que está con ella. En principio se inventaron para bebés prematuros, cosa que me parece estupenda porque bien solitos tienen que estar en las urnas esas, aunque probablemente unas manos inertes nunca estén a la altura del método madre canguro. Pero en la web donde se venden dicen que no es sólo para prematuros y que van muy bien también para crear buenos hábitos de sueño, y ya sabemos a qué se suelen referir los expertos cuando hablan de eso.

Y por último, WhyCry, el traductor del llanto del bebé, que tiene su versión más moderna en una aplicación para Iphone. No sé, pero según mi experiencia no es tan difícil. Miras si hay caca. Si la hay, cambias pañal y si no, sigues indagando. Pero comprobar un pañal dudo mucho que lleve más tiempo que comprobar un aparatejo. Luego acunas y ofreces el pecho. Y si se calma y duerme será que tenía hambre o sueño o ambas cosas.

En fin, que para mí, estas cosas son tan inútiles y prescindibles que a mi modo de verlo, quien necesite aparatos para hacer todas esas cosas y no disfrute haciéndolas ella misma, no sé muy bien qué la mueve a tener hijos. Señoras, piensen antes de parir: si van a tener a un niño para que lo críen unos cuantos robots, ¿no sería mejor para todos que se compraran un robot directamente y lo llamaran hijo?

Aaaaaaaaaahhhhhhhh!!! Acabo de darme un susto de muerte y he tenido que correr a actualizar el post. Los inventos espeluznantes para dar el biberón sin manos existen! Y van desde saquitos que cuelgan del carrito y cojincitos agujereados, al brazo robótico de lo que pensaba que hasta la fecha era un simple prototipo. Pasen y vean, señoras!




Gracias Faznha del blog: Con el lío que tengo...


Y a Louma de Amor Maternal

9 comentarios :

ecomamá dijo...

Muy bueno. Siempre me parto de risa con tú manera de expresar. Gracias por compartir.

14 de octubre de 2011, 6:52
Responder
Laura Martínez Hortal dijo...

Buenísimo. A mi la tolerancia para todas estas cosas no me llega. Un abrazo.

18 de octubre de 2011, 10:27
Responder
Nebetawy dijo...

Si es que me lo ponen a huevo, el mérito no es mío. Hay cosas que o te las tomas a guasa o no hay por dónde cogerlas. X-D Gracias a las dos por comentar.

20 de octubre de 2011, 22:15
Responder
Nin dijo...

Chica, me he reído tanto que casi se me sale el rooibos por las narices, y esto te digo ya que en nada conviene a mi imagen, jejejeje... ¡¡Eres más grande que el peñón de Gibraltar!!

Besos muy fans,
Lady Vaga.

4 de noviembre de 2011, 11:12
Responder
Usted es FASCINANTE dijo...

Yo no soy mamá,
pero no creo que sea bueno alejarse de lo natural, es como un rechazo a nosotros mismos . . además de un gasto de dinero y alejarse de nuestra familia con estos métodos.

Llegué al blog de casualiudad, y me parece bastante bueno, en especial que los dibujos sean propios.

Saludos desde México

6 de noviembre de 2011, 5:38
Responder
Nebetawy dijo...

Despaciiico, Lady Vaga... que lo de perder glamour es imposible porque te sobra, pero haciendo esas cosas, a ver luego cómo le explicas a los churrumbeles que no se guarrea con las bebidas y/o comidas.

Un besote de fan a fan, pues ;-)

9 de noviembre de 2011, 21:37
Responder
Nebetawy dijo...

Usted es fascinante (X-D me encanta), muchas gracias por comentar. Me alegra ver que mis humildes reflexiones, (a veces paranoias, dicha sea la verdad) lleguen tan lejos.

Un placer!

9 de noviembre de 2011, 21:40
Responder
Huara dijo...

pero que inventos tan absurdos! por dios! no puedo creer que existan!!
la verdad me rio para no llorar, estamos en una sociedad enferma. y es producto de este desapego, obviamente.
Gracias por compartir! UnBeso!

4 de noviembre de 2013, 0:21
Nebetawy

UY! Pues muchas gracias por comentar. Esto me recuerda que tengo el post desactualizado, en cuanto tenga un rato añado una cosita. Si todo lo que hay aquí te da escalofríos, la gota que colma el vaso es el chupete mordaza.
Aquí está el post ampliado para un artículo en la revista Norme Jean Magazine.

http://normajeanmagazine.com/2013/05/maternidad-robotica/

Responder

Publicar un comentario