20 dic. 2011

Conspiración alienígena

Pues sí, creo que los alienígenas están intentando inculcarnos su propio modelo de belleza, escuálido, cabezón y con ojos enormes y rasgados. Os parecerá que exagero pero ahora veréis por qué lo digo.
Hace tiempo, vi en una tienda de juguetes una muñeca que mide poco más de un metro y que en el cartón anuncia alegremente que las niñas pueden jugar con ella a que son amiguitas de la misma edad y que se pueden intercambiar sus vestidos. Pero ¡OJO! Ninguna niña normal entraría en la ropa de ese engendro, ni al engendro le cabría la ropa de una niña normal.



Y me he dado cuenta de que no es la única. Hay una moda horrible de muñecas de enormes cabezas con enormes ojos rasgados, pero con cuerpos pequeñitos y delgaditos. Podría hacer una lista muy larga que si no recuerdo mal empezaría con las Bratz, pasaría por las Winx y acaba con las Monster High, y su horripilantez se ha puesto tan de moda que incluso las muñequitas monas y rollizas con las que jugábamos antaño como Nancy y Barriguitas, se han reinventado para parecerse a ellas.


......Monster High .................. ...............Barriguitas, antes y después

Recuerdo que cuando era pequeña, en algún momento de mi vida quise una Barbie, porque la anunciaban a todas horas y porque todas las niñas tenían una Barbie, pero no creo que porque realmente quisiera una Barbie. Mi madre supo explicarme con buenas palabras y no con "porque nos", que la Barbie era muy poca cosa para lo que costaba, que era flacucha y pequeñaja y que por el mismo precio podía tener una Nancy, que era más muñeca, más grande y más mona. Y acabé convencida de que no me gustaba la Barbie. Pues bien, ahora visto lo visto la Barbie hasta me parece normal, que será canija de toda la vida, pero al menos está proporcionada.

Estaba leyendo en el blog Ecomadres un post que habla sobre la muñeca Carina, incluso podéis ver una foto que muestra la desproporción entre ella y una niña de verdad. ¿Qué intentan con eso? ¿Fomentar la anorexia infantil? ¿Con qué fin? No sé en qué piensan los señores directivos y diseñadores de las empresas jugueteras, pero yo les mandaba al psiquiatra de cabeza. En fin, en mi casa nunca entrará un engendro cabezón de esos. Sólo espero saber explicárselo a mi hija tan bien como mi madre me lo explicó a mí. Esas muñecas son dañinas, aunque no tengan sustancias tóxicas o asfixiantes o lo que se pueda considerar peligroso de manera superficial. No entiendo por qué crear esta idea de anatomía femenina en las niñas, no tiene sentido. Tiene tan poco sentido que ahora lo de la conspiración alienígena no os parece tan descabellado, ¿verdad?

3 comentarios :

Laura Martínez Hortal dijo...

Cuanta razón tienes. Flipé con el remake de las barriguitas, debían llamarlas cabecitas. Buscando el simbolismo detrás de la forma he llegado a la conclusión de que (consciente o inconscientemente) alejan a la mujer de su cuerpo, lo hacen pequeñito, le quitan importancia...y en el cuerpo es dónde esta el verdadero poder de la mujer. Aquí lo dejo que me embalo.
Un beso

20 de diciembre de 2011, 15:43
Responder
Nebetawy dijo...

Gracias Laura. Lo de las Barriguitas es insultante, con lo monísimas que eran! No lo entiendo, la verdad. Sí que parece que estén quitando importancia al cuerpo de la mujer; es un mensaje subliminal tan o más dañino que el de la delgadez. Pero en fin, al menos nos han dejado la cabeza ;-)
Fíjate en la joya que acabo de encontrar: http://www.cuantarazon.com/291324/evolucion

20 de diciembre de 2011, 19:54
Responder
D dijo...

Mi hija tiene dos Monster High con las que no juega jamás, que pidió a los Reyes porque en su clase las otras niñas parecían no hablar de otra cosa. Y sí, son dañinas: hace poco le regalaron una de esas Barriguitas nuevas, a mí me sorprendieron bastante, mi niña dijo: "Mamá, por qué está tan gorda?". La verdad es que me puse muy triste.

11 de febrero de 2014, 14:22
Responder

Publicar un comentario