17 dic. 2013

Magissa, juego de rol para niños

Magissa. Elfa Daoine

Hace unos meses descubrí un juego de rol para niños, Magissa, y publiqué con entusiasmo el enlace en nuestra página de facebook para darlo a conocer, quedándome pendiente escribir sobre lo positivo de los juegos de rol en el aprendizaje y el desarrollo de los niños. Pero al poco tiempo pensé que era mejor delegar la tarea a un verdadero experto, mi lord ;-). Y aquí está el resultado:

Me han pedido que os hable de Magissa.
Magissa es un juego de rol enfocado para que lo jueguen niños de 5 a 14 años.
Y, ¿qué es un juego de rol?, diréis algunas y algunos.
Un juego de rol es un tipo de juego en el que cada jugador interpreta a un personaje ficticio, e improvisa una historia junto al resto de los jugadores. Es teatro libre, con un director que se encarga de guiar la historia narrada entre todo el grupo, y de marcar las reglas que permiten que los personajes consigan realizar sus acciones.
Para jugar a rol sólo se necesitaba imaginación y un grupo de amigos. Bueno, también papel, lápiz y al menos un dado. Con esos sencillos ingredientes podías ser lo que quisieras. Eras un actor que representaba un personaje y, al igual que le sucede a los actores, mientras interpretabas tu papel eras ese mismo personaje. Sabías extraer la quintaesencia del colmillo de una quimera. Podías calibrar un bláster y marcar las coordenadas del sistema solar más próximo. Eras capaz de soportar el terror de contemplar a los profundos realizando sus ritos oscuros. Podías saber quienes eran Mesmer y Proteo, hacías las cosas con celeridad en lugar de rapidez y sonreías cuando alguien decía “estoy ofuscado”. Jugar a rol te permitía imaginar en grupo, crear, aprender cosas que no podrías aprender de otro modo y pasar las horas rodeado de amigos.
Cuando decía que jugaba a rol siempre me preguntaban “¿y quién ha ganado?”. En los juegos de rol no se gana o se pierde. Se colabora. La gente no lo entendía. Y yo tampoco podía concebir por qué era necesario definir un ganador y un perdedor para todo. En un juego de rol ves cómo crece tu personaje, cómo aprende cosas nuevas y vive nuevas experiencias. Y sabes que no tiene sentido hacerlo solo.
Niños exploradores
Con un juego de rol aprendes matemática. Casi cada juego tenía su propio sistema de reglas, basado en el azar y la probabilidad. Era necesario que conocieras el sistema para poder maximizar las posibilidades de tu personaje. Es cierto que tal vez no todo el mundo aprendiera lo mismo. Yo tenía predisposición, y me sabía todos los sistemas. Incluso elaboré los míos propios. También aprendes historia y mitos y leyendas. Un buen director de juego ambientaba sus partidas todo lo posible. Y si era necesario narrar la vida de un grupo de magos en Toulouse en 1213 aprendías sobre geografía, sobre historia, sobre religión, sobre batallas y sobre magia.
Yo empecé a jugar a los doce o trece años. Por aquel entonces los juegos de rol no tenían buena fama, por la demonización de lo desconocido y de lo diferente, tan común al ser humano. Pero para mí y para otros adolescentes jugar a rol fue una opción de ocio, mucho mejor que pasar las horas muertas en un parque o en la calle o delante de la televisión. Es cierto que antes de comenzar a jugar ya tenía predisposición para hacerlo. Me gustaba leer. Me gustaba la fantasía. Me gustaba contar historias. Nadie tuvo que enseñarme qué era jugar a rol, porque yo lo había hecho miles de veces, de niño, con mis amigos en la puerta de mi casa. A veces jugábamos con muñecos, pero otras simplemente imaginábamos. Jugar a rol era lo mismo. Era recordar cómo jugaba de niño.  
Magissa es, como os he dicho más arriba, un juego de rol enfocado a niños. Es un juego, para entretener, para socializar, para aprender. Y una de las cosas maravillosas del ser humano es su manera de aprender, mucho más productiva cuando lo hace jugando.
A los niños les gusta hacer lo que hacen sus adultos. Esto no es ningún secreto. A mi hija le gusta pintar y tocar instrumentos, y le gustan los libros. Lamentablemente, nunca me ha visto jugar a rol. Pero seguro que si algún día me ve hacerlo, querrá jugar, apuntar los tesoros de su personaje en una ficha, tirar los dados de 4, de 6, de 8, de 10, de 12, de 20 caras. Aprenderá que para divertirse no hace falta ganar. Aprenderá que leer es un juego, que sumar y restar es un juego, que resolver problemas y ayudar a sus compañeros es un juego. Y qué queréis que os diga: si puede empezar jugando a un juego como Magissa, mejor. Podrá interpretar a un niño en un mundo de fantasía medieval, a una sanadora, a un mago, a una guerrera o a un pequeño poni (sí, niños y niñas. En Magissa podéis ser un pequeño poni, charlar con un pequeño dragón de Turbonidio o consolar a un fantasma tembloroso y ululante). Podrá contar historias mágicas, y soñar con ellas en su tiempo libre. Dibujará a su personaje, su capa de plumas de halcón con la que puede volar y su collar de hojas doradas, un regalo de las hadas. Y todo en compañía de sus amigos y compañeros de aventuras.
Elfa exploradora. Por Alba Porta
Llevo muchos años sin jugar. Por mucho que intentemos escondernos de los hombres grises, éstos siempre consiguen robarnos un poco de tiempo, con vanas promesas y palabras vacías. Y como jugar a rol es algo que debe hacerse en grupo a medida que creces es más difícil contar con compañeros de juego. Los niños no tienen ese problema. Tienen todo el tiempo del mundo, para crecer y para aprender. Pero lo bueno es que mientras sigamos aprendiendo, todos somos niños. Así que seguid mi consejo, demonios, y jugad a rol con vuestros hijos. Aprenderéis cosas maravillosas. Aprenderéis a seguir el rastro de un unicornio herido. Aprenderéis a construir un golem con la palabra “verdad” grabada en la frente. Aprenderéis a evitar el poder de la mirada encantadora de un no-muerto de ciento doce años. Aprenderéis a ser el mejor arpista del reino.
Aprenderéis que todavía seguís siendo niños.
            http://www.lavondyss.net/

9 comentarios :

Lorena Anerol dijo...

Ahhh ¡qué recuerdos!
Yo también comencé a jugar a juegos de rol a los 12-13 años y ahora, al igual que a muchos, las obligaciones adultas hacen desaparecer el tiempo para poder jugar.
¡Recuerdo con tanto cariño a todos y cada uno de mis personajes...! También he sido "master" en muchas partidas, jajaja.
La verdad es que nunca me había planteado lo del rol para niños, pero ten por seguro que cuando tenga hijos se lo daré a conocer.
Es magnífico trabajar la imaginación y verse transportado a otros mundos.
¡¡Gracias por la entrada!! ¡¡Me ha hecho mucha ilusión ponerme a recordar!!

17 de diciembre de 2013, 21:44
Nebetawy

Bueno, yo en realidad empecé a los 15 o así, a los 12-13 todavía era una niña bizarra y sin amigos... hasta que no llegué a BUP no empecé a ser persona.
Y ahora, ya ves, entre que nos hacemos mayores y nos hemos ido a vivir al pico de un monte en plan ermitaño, parece imposible... pero todo es ponerse! X-DD

Lorena Anerol

Jejeje, yo también vivo ahora mismo en un pueblecito en el culo del mundo, así que te comprendo. Y como que para partidas online una ya no está... :-P

Nebetawy

Nosotros ahora andamos por Guild Wars. No es lo mismo, pero algo es algo, y al menos puedes jugar con gente que no está a tu lado. Mi lord está también en un foro de Saint Seiya que va haciendo partidillas. Yo antes de conocerle también estuve en uno de estos, donde el juego era más el foro que el juego en sí. Allí no había dados ni nada, simplemente uno empezaba una historia en plan: ahí lo dejo, y se iba tejiendo la historia. Molaba. Seguro que hay por ahí un montón de esos. Hace como 10 años y aún mantengo contacto con algunos de mis compis de juego por facebook, y con los de la capital siempre nos echamos unas birras cuando tengo que ir por allí. Hay amigos de carne y hueso que me han durado mucho menos! X-D

Responder
Mireia PUPR dijo...

Alucinando estoy... qué interesante.
Nunca he jugado a un juego de rol. Y hay más juegos de este tipo que se puedan jugar con niños y no tenga que imprimirlo todo yo?
Gracias!

17 de diciembre de 2013, 23:16
Nebetawy

Yo solo conozco este, pero dale tiempo, seguro que pronto tenemos un libro bien chulo en todas las librerías que se precien!

Responder
Edanna Dhae dijo...

Hola a todos y todas, gracias por comentar el juego y realizar una descripción tan preciosa de la afición y de este proyecto. ¡Gracias!
Me encantaría poner este mismo artículo, enlazando a este blog en la misma Lavondyss donde tengo el juego, si me dais permiso, lo pondré como espejo.

La versión final de Magissa estará lista para finales de enero y principios de Febrero. Espero que a los pocos meses y dependiendo del interés pueda
ir a por una publicación en papel, para no tener que andar imprimiendo nada :) . Durante ese tiempo no os quepa duda de que seguiré trabajando en ofrecer más material, sobre todo aventuras.

Un saludo cordial y espero teneros siempre cerca. En Magissa siempre habrá una parte de y para vosotros. :)

Atentamente
Edanna

20 de diciembre de 2013, 1:44
Nebetawy

Hola Edanna! Qué honor tener a la autora misma en mi humilde blog. Nosotros estamos deseando que Niobe tenga un añito más para montar una partida con ella. Seguro que para entonces ya estará publicado y tendremos el libro en casa (aunque ya tenemos la versión descargable impresa y encuadernada).

Te deseo mucho éxito con él, porque es una idea fantástica y un producto realmente bueno!

Nebetawy

Ay! Perdona, que me he olvidado de decirte que por supuesto te damos permiso! Todo un placer. Si es que a veces tiene una las cosas tan claras que se olvida de sacarlas fuera X-DD

Responder

Publicar un comentario