19 dic. 2013

Papá Noel Vs. Tió

Hoy vengo cabreada como una mona por otra de las perlas de las profesoras:

"En el cole nos han dicho que estamos en Catalunya, y que en Catalunya no viene Papá Noel"

Vamos a ver, ¿Qué pasa, que Papá Noel no ha conseguido el visado para entrar en Catalunya? ¿Hay una valla electrificada en su perímetro que sólo afecta al tipo de rojo y a sus renos?

A mí me parece muy bien que en el cole les monten un Tió, (no tanto que le aticen con un palo para que cague cosas dulces), cosa que no he hecho yo en la vida porque soy catalana de nacimiento pero mi familia no. Además, no creo que atizar a nadie con un palo sea cosa bonita de hacer, pero en fin, es una tradición, y al fin y al cabo el Tió en realidad no es más que un tronco con cara y barretina. Así que si lo hacen en el cole, me vale, pero lo que es en casa, pues no nos seduce la idea.



También respeto la idea de que Papá Noel es una tradición importada y que aquí no pinta nada, pero digo yo que tan importada es en Catalunya como en España en general (aunque lo mismo podríamos decir de otras tradiciones como Halloween, por ejemplo). En realidad, en cada país lo llaman de una forma distinta, y en realidad el personaje también tiene distintos orígenes, habiéndose unificado finalmente en una única figura. Papá Noël, Father Christmas, Santa Claus... y aquí como somos medio vikingos nos quedamos con Joulupukki

Pero lo que me parece una falta de respeto es que nadie le diga a nadie quién puede o no venir a su casa, y menos una profesora a unos niños.

Que yo sepa, en muchas casas del mundo mundial ni siquiera hay chimenea, y Papá Noel va igualmente. En algunas casas se monta árbol, en otras Belén, en otras ambas cosas, en otras ninguna. Algunos ni siquiera creemos en todo eso y aún así nos disfrazamos de navidad por el simple hecho de iluminar nuestras vidas y sentirnos festivos. Algunos ni siquiera convencemos a los niños de que existen personas, animales o cosas que traen regalos a los niños, para que no se lleven el mal trago al descubrir el engaño, y aun así jugamos a que vienen los Reyes Magos y Papá Noel, igual que jugamos a que hay hadas, magos, minotauros, unicornios y dragones, porque que no existan no significa que no puedan formar parte de nuestras vidas.

Así que, por favor, dejémonos de fronteras, que los niños sólo son niños, y que cada uno en su casa decida quién entra, y cada uno en su casa decida cómo vivir su vida y su Navidad.

¡Felices fiestas!

2 comentarios :

Mireia dijo...

En mi casa también hacemos Papá Noel... por varias razones (aunque nunca me ha dicho ni media nadie), y se ha consensuado con los peques de la casa:
La primera, que viene antes. Me repatea todas las vacaciones de navidad esperando a los reyes, y luego al día siguiente al cole... ¡con el provecho que se puede sacar durante todas las navidades en familia!!!
La segunda, que paso bastante del rollito religioso que envuelve a los reyes, y hacer reyes significa explicarles el rollito como si me lo creyera, así que prefiero explicar la leyenda de San Nicolás, huérfano rico que dejaba carbón en los calcetines para que los niños pobres se calentasen y regalaba un pavo a las familias hambrientas...
Y por último, en mi casa y la de mi marido (raíces castellanas), nunca se ha hecho el tió. Pero es que ¡no me gusta nada!!! Buscalo en google... y no lo vemos así porque se ha normalizado, pero la esencia es: apalear a un tronco para que cague regalos. ¡No, por favor!!! ¡Apalearlo para que cague regalos! Y encima le ponemos una canción donde lo amenazamos con hacerlo!!! Lo siento, pero por el tió no paso!

Ale, dicho queda! Estoy contigo, cada una celebra lo que le da la gana... Y además, los reyes tampoco es que sean 'made in spain'.

20 de diciembre de 2013, 11:40
Nebetawy

Pues precisamente anoche lo miré en la wikipedia para escribir el post. Resulta que al final al tió se le tira al fuego. En fin, no sé... me pareció bonito cuando fueron con el cole a buscarlo al bosque (es lo bonito de vivir con un bosque cerca) y lo llevaron a la clase. Lo que no entiendo es que luego le ponen la mantita para que esté calentito y lo alimentan, en definitiva, lo cuidan como una mascota... para luego apalizarlo y tirarlo al fuego! Es que sigo sin pillarlo. En fin, también hay gente que cría animales y luego se los come... pero supongo que no se paran a cogerles cariño primero, no? No sé, yo creo que estas cosas a la larga insensibilizan.

Responder

Publicar un comentario