28 feb. 2014

Cómo hacer un vestido de princesa medieval

... Reciclando una falda vieja y sin saber coser.

Vale, sí, se me olvidó hacer las fotos del making of, pero como tengo faldones de sobra, haremos un apaño.
Este de aquí al lado es el resultado que queremos.

Primero buscamos una falda larga que ya no usemos mucho.
También necesitaremos una cinta ancha con una cenefa o un dibujo que nos guste, una cinta estrecha para el abrochado, y 6 remaches para pasar la cinta.

Extendemos la falda y tomamos medidas con un vestido sin mangas sobre ella. Marcamos con tiza por dónde irían el cuello y las mangas y luego lo cortaremos.

Cortaremos también una raja en vertical, justo por en medio, y quitaremos también un par de cm de cada lado, para que quede abierto y se vea el vestido que le pondremos debajo.

Cosemos los dobladillos y cosemos lo que quedaría por encima de los hombros, uniendo la parte delantera con la trasera.

Luego, cosemos la cinta ancha por encima, a la altura de la sisa, frunciendo la tela para que se ajuste al cuerpo de la niña, (que hemos medido antes).


Y básicamente ya está. Sólo queda colocar los remaches y pasar la cinta. Desde luego, no debe ser difícil conseguir algo más de simetría entre ambos lados. Seguro que queda mejor.


Bueno, ahora vamos con la capa. En realidad, hay cientos de patrones por ahí, sólo hay que googlear. Yo me basé en un patrón muy parecido a este, que está sacado de Indietutes, y que ya puestos tiene un tutorial fantástico para seguir. Yo lo que hice fue tomar medidas adultas, pero para capa corta. Por lo que tengo una capa larga para Niobe, y si se tercia, una corta para mí (hasta la cintura más o menos).




Además, ya puestos la hice reversible, roja y negra, con una manta de sofá, (de estas finitas y no muy grandes que la gente moderna llama plaid), y un retal superchulo de esos que están en una caja en las tiendas de telas. Me cosó 3 € o así, creo. Una ganga.

Para hacerla reversible hay que hacerlo todo por duplicado. Una vez cortadas las piezas, se unen entre ellas del revés, dejando sin coser sólo la parte que uniría la capa con la capucha.





Cuando está todo cosido, le damos la vuelta, y cosemos la capa a la capucha, dejando la costura por la parte de dentro.
Claro, ahora se ve una costura muy fea. Lo que haremos será cortar una tira de unos 5 cm de tela que nos sobre, o del color de fuera si se quiere contrastar, o del color de dentro si se quiere disimular. Doblamos los bordes de esa tira hacia adentro para que no se vean los hilillos, y cosemos encima de donde quedó la costura. Con esto además de tapar la costura, creamos el caminito por donde pasar el cordón para atarla.








Finalmente, podemos hacer una camisola para llevar debajo (ya que el vestido es abierto), aunque si tenemos un vestido largo cualquiera, mejor que mejor.

Y aquí el feliz resultado!


Si te ha molado, no te pierdas Cómo hacer un disfraz de leona reciclando una falda vieja y sin saber coser.

Eyyy! Que también nos va el bricolaje! Aquí te enseñamos a hacer una cocinita de madera.

3 comentarios :

newlymami dijo...

Te he dejado un premio en mi blog! Pásate a recogerlo cuando quieras Felicidades!! http://newlymami.wordpress.com/2014/02/24/liebster-award-ii-ceremonia/

2 de marzo de 2014, 18:00
Responder
Jill dijo...

¡Ha quedado genial! Bueno, bonito y barato, debía estar contentísima. Me quedo con el patrón de la capa corta porque es fantástica. *_*

4 de marzo de 2014, 22:36
Responder

Publicar un comentario