5 feb. 2015

Cómo hacer un disfraz de Rainbow Dash

Empezaremos por visualizar el personaje.

Rainbow Dash es la más cañera de las personajes de My Little Pony. Le gusta la velocidad, puede controlar el tiempo y en su versión humana, es la creadora de su grupo de rock, y toca la guitara eléctrica como si le fuera la vida en ello.

Materiales: Para hacer el disfraz, como siempre, me decanto por la opción más sencilla. Así que necesitaremos una base azul, (camiseta y mallas simples) y lo que crearemos será: un gorro, unas alas, una cola, unos calentadores y unos manguitos. Para ello he utilizado tela polar azul, suave y calentita.

Para el resto, cola, crin, ojos y "cutie mark", he utilizado láminas de fieltro. Y por último, necesitaremos guata para darle consistencia a las alas y la crin, y un alambre para dar forma a las alas.

Lo primero es dibujar. Necesitaremos un patrón para el gorro (hay cientos por internet, escoge el que más te guste) y después tendremos que dibujar patrones para el flequillo y la crin, para coserlas al gorro. Cuando tengamos todos los patrones, los pasamos a la tela y recortamos las piezas.

Patrones preparados para pasar a la tela


Cuando esté todo recortado, pasaremos a coser el gorro. Es lo más difícil pero es lo que le va a dar más personalidad al disfraz, así que hay que cuidar bien todos los detalles. Antes de juntar la parte delantera y trasera del gorro, tenemos que hacer las orejas. Cosemos del revés el triángulo grande al pequeño, con un triángulo de guata en una de las partes exteriores, para que quede en el interior al darle la vuelta. Debería quedar más o menos así.



Cuando tengamos las orejas, ya podemos unir las partes delantera y trasera del gorro, colocando primero las orejas en su sitio, un poco dobladas por la base, siempre del revés, cogiéndolas con alfileres primero y asegurándonos de que quedarán en su sitio al darles la vuelta. Es conveniente comprobar la posición las veces que sea necesario para evitar coser y descoser si no quedan bien puestas. También debemos colocar en su sitio el flequillo. Al darle la vuelta al gorro ya cosido, debería quedar más o menos así:

Una vez aquí, ya podemos añadir la crin. cada capa de color será doble y cosidas entre ellas con relleno de guata para darle volumen, y la coseremos por fuera en línea vertical en el centro de la parte de atrás. También le daremos una doble capa al flequillo, pero no la coseremos para que quede más suelto (yo las cosí al principio, pero finalmente las descosí porque no me gustó el resultado).

Ahora pasaremos a los ojos. Como antes, lo primero es dibujar y recortar todas las piezas y pasarlas al fieltro. Luego, los coseremos al gorro en zig zag por el borde.

Para la "cutie mark" haremos lo mismo. Dibujaremos en papel, pasaremos al fieltro, luego lo uniremos todo y finalmente lo coseremos al muslo del pantalón azul.


Para que el gorro sea cómodo y calentito, tendremos que forrarlo, por lo que haremos un gorro igual al anterior y, del revés, lo coseremos por el borde al que ya tenemos. Tendremos que hacerle una raja para darle la vuelta y cuando se la demos, le daremos unas puntadas en la punta para que quede fijo y cerraremos la raja.



Ahora vamos con las alas. Como siempre, dibujamos un patrón y lo pasamos a la tela. En este caso, tendremos que hacer 4 partes grandes y 4 pequeñas, y luego unirlas de dos en dos entre sí, al revés y con una capa de guata en medio. Cuando le demos la vuelta a la parte grande, le daremos forma al alambre y lo meteremos dentro. Luego haremos las costuras para darle la forma a las plumas y para que el alambre quede fijo en sus sitio. Y después coseremos las alas interiores.



Cuando terminemos, cortaremos dos cintas gruesas del doble de la medida del hombro hasta la axila de la niña, coseremos cada una de ellas haciendo un cilindro y pasaremos una goma por dentro. Luego las coseremos a las alas en forma de tiras de mochila.



Con la cola el procedimiento es el mismo. Es fácil, pero laborioso. Al ser de colores, hay que hacer cada mechón por separado y por duplicado. Ambas partes iguales de cada mechón se unen entre sí con una capa de guata y le damos la vuelta. Cuando tenemos todos los mechones, los unimos entre sí por la parte de arriba y le cosemos una tira hecha con el mismo procedimiento de las alas, haciendo de cinturón.


Sólo queda lo más fácil: calentadores y manguitos, que no serán más que dos cilindros de la medida del ancho y largo de las piernas y los brazos de la niña en cuestión.


Y por fin, el resultado:


¿Y sabéis qué es lo mejor de todo? Que cuando no lleva el traje puesto (a la hora de dormir y poco más), tenemos la percha perfecta. Hemos convertido un pony cualquiera en Rainbow Dash!



0 comentarios :

Publicar un comentario