12 feb. 2015

¿Que pasa con las vitaminas?

6 años hace de mi primer embarazo. ¡Y allá vamos de nuevo!

Al parecer, muchas cosas han cambiado. Aunque se siguen viendo imágenes por ahí de maniobras kristeller, episiotomías salvajes y mujeres que en vez de estar pariendo parecen estar en una secuencia del BDSM más hardcore, cada vez hay más hospitales con bañeras, telas en el techo para colgarse, protocolos de parto respetado, e incluso sin miedo a recibir a un bebé de nalgas sin cesáreas.
Mucho ruido debemos de estar haciendo gracias a las nuevas tecnologías, los blogs y las redes, y yo que me alegro.

Pero lo que me escama a veces es que la "evidencia científica" cambia demasiado, y no sabe una muy bien si fiarse de lo que digan hoy, no lo vayan a cambiar mañana. Antaño la leche artificial era buenísima, pero siempre sale una fórmula mejor, y al final el pecho de toda la vida resulta ser irreemplazable. Las vacunas son buenas por aquí pero malas por allá. La leche y los lácteos eran superbuenos e imprescindibles para la alimentación de los niños y para prevenir problemas de huesos en los ancianos, y ahora resulta que al revés...

Y en mi primer embarazo me hicieron tomar ácido fólico. Y me lo tomé porque decían que era muy importante para que el bebé no sufriera malformaciones en el tubo neural. Vale. Nadie quiere malformaciones en el tubo neural de su bebé. Aunque luego me informé y en realidad cuando es importante tomarlo es antes de la concepción y como mucho durante el primer trimestre, y no durante todo el embarazo como suelen mandar en las consultas. Y ahora además, me hacen tomar vitaminas prenatales. Y yo al principio flipaba, porque me bajé una de esas aplicaciones tan chorras pero que tanta ilu nos hacen a las mamás de ir controlando día a día el estado de tu embarazo y de tu bebé, aunque ya sepas la mayoría de las cosas que dicen. Y antes de mi primera visita a la comadrona ya me decía: "asegúrate de tomar tus vitaminas prenatales. Tu médico te recetará las vitaminas prenatales que mejor se te ajusten", o algo así. Así que yo me voy tomando mis "ácidos" diarios porque es lo que sé que hay que hacer y, para más cosas, ya me espero.



Llega la hora de mi visita a la comadrona, me hace las 20.000 preguntas pertinentes, me prepara mi libro azul de la embarazada, y me da una carpeta para meter mis papeles, mis análisis y mis cosas del embarazo, que resulta ser de la misma marca que la cajita de muestra de vitaminas que ahora resulta imprescindible que me tome desde ya. O sea: que las vitaminas que mejor se adaptan a mí, según mi comadrona, que no me ha preguntado qué alimentación llevo ni me ha hecho una analítica, son las mismas que patrocinan el consultorio. ¿Sospechoso?

Marcas de vitaminas a parte, lo que tampoco me cuadra es que las vitaminas, en todo caso, deberían ser una ayuda a tu organismo y no una dieta completa, ¿no? Entonces, ¿cómo es posible que en un comprimido de esas vitaminas haya componentes que ya te dan el 100% y hasta el 200% de la cantidad diaria recomendada, como si lo que te aporta lo que ya comes normalmente no sirviera para nada? ¿Pero eso no es un desperdicio brutal de vitaminas?

Yo no lo pillo, y como no lo pillo, no compro. Por el mismo motivo que no entiendo por qué hay que vacunar a un bebé de 2 meses de Hepatitis B. A mí me gusta que me expliquen las cosas y no que me las endiñen porque sí, y menos cuando se ve a la legua el porqué esas vitaminas y no otras, y huele a otra forma de consumo sin sentido (como las farmacéuticas, por ley, ya no pueden regalar muestras de leche, vamos a tirar por las vitaminas). Supongo que habrá gente de todo, pero aquí nos alimentamos de forma sana y equilibrada. Y mira que cuando decía Super Ratón eso de "No olviden supervitaminarse y mineralizarse," me parecía un buen consejo. Sin duda hablaría de comer bien y no de atiborrarse a compuestos químicos.

Además, el desperdicio no mola. Molaría que nos dejaran tirar kame hame has o bolas de fuego de vez en cuando con nuestra energía sobrante. Pero me temo que lo único que conseguiremos con las supervitaminas, va a ser un pipí muy caro. Si alguien encuentra un comprador por ahí, que me lo haga saber.


2 comentarios :

Marona dijo...

Estaba leyendo la entrada y todo el rato me venía a la cabeza esa frase: tendremos un pipí muy caro ;-)

12 de febrero de 2015, 13:09
Nebetawy

Tengo que reconocer que esa frase me la copié de Sheldon Cooper (jiu jiu jiuuu)

Responder

Publicar un comentario